Virgen del Carmen (Abelardo Martínez)

Virgen del Carmen (Abelardo Martínez)

domingo, 25 de abril de 2010

41 Feria libro de Valencia. Presentación del libro y firma en la caseta de la organización



Ha sido esta misma tarde; un domingo soleado y apacible, con cientos de personas en el recinto de la feria del libro de Valencia.

Mauricio, interno de la prisión de Picassent y quien os habla, estuvimos desde las 17 a las 21 h. en la caseta de la organización, firmando ejemplares del libro "Poemas desde la prisión". Hicimos un paréntesis para desplazarnos a la carpa número dos, donde se presentaba el libro "Poemas desde la prisión". Creo que las fotografías son bastante elocuentes, pues estaba lleno hasta la bandera. Decenas y decenas de personas nos han querido acompañar; público, cinco internos con sus novias o esposas, amigos escritores; personas a las que agradezco el calor con el que nos han brindado esta tarde inolvidable.

En la mesa Puri Benavent, moderando el acto, el escritor, directivo de la feria y coautor del libro, Emili Piera; un servidor, Mauricio Romero, interno que por primera vez en la historia ha firmado un libro, en una feria, libre por unas horas para cumplir ese sueño hecho realidad, Eugenia García, coordinadora de la prisión y Lourdes Gil (subdirectora de la prisión) foto de derecha a izquierda.

Tambien nos han querido obsequiar con su presencia en la presentación las escritoras Isabel Barceló, Amparo Andrés Machí y el poeta Alfonso Romón. Han habido familiares de internos, que no han podido tener permisos para estar con nosotros, pero que han querido arroparnos con su apoyo y calor. Un acto precioso, emotivo e inolvidable.

Antes y despues de la presentación, Mauricio y quien os habla, hemos estado firmando ejemplares del libro en la caseta de la organización; ésto ya ha sido de crónica, pues hemos firmado cerca de cincuenta libros, que ni en mis sueños más dulces llegué a imaginar. Practicamente hemos agotado las existencias que tenían las tres casetas que pidieron el libro a la editorial.

Todo está muy bien, perfecto, pero hay algo que jamás se me olvidará, la cara de felicidad de esos seis presos, que junto a sus novias ó esposas han estado libres por unas horas, conducidos desde la prisión a la feria y viceversa. Esas caras de felicidad jamás se me olvidarán, jamás y solamente por eso, ya vale la pena todos los esfuerzos, trabajo y quebraderos de cabeza del proyecto. Esto es lo verdaderamente importante, personas que gracias a la lectura, la poesía y lo que le rodea, han cambiado radicalmente el chip en la prisión y tienen ilusiones y esperanza, eso, esperanza.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Abelardo, un merecido éxito para un gran trabajo, felicitaciones.
miguel

Abelardo Manuel Martinez dijo...

Gracias Miguel, y muchas gracias a tí por el apoyo incondicional, sabes que sin esa ayuda, lo de ayer no habría sido posible.
Un abrazo amigo

Anderea dijo...

Esperanza.
Enhorabuena, Abelardo, a ti y a todos.
Un abrazo grande.

Abelardo Manuel Martinez dijo...

Muchas gracias Anderea, otro abrazo fuerte para ti

Stelmarch dijo...

Un placer conoceros y apoyar esta iniciativa. La poesía siempre tiene efectos beneficiosos y esta es una gran prueba. La poesía no conoce lugares,solamente espíritus oprimidos a los que libera.

Un beso.

Amparo Andrés.

Abelardo Manuel Martinez dijo...

Muchas gracias Amparo por tus palabras, la cuales tienen toda la razón del mundo, ya lo creo.
Un beso